Ciencias y Letras, cada vez más unidas


El curso sobre Humanidades Digitales analiza la importancia de combinar tecnología con la unión de todas las áreas del saber para innovar en la investigación.

 

Ayer comenzó en Madrid el curso Introducción a las Humanidades Digitales-DH@Madrid Summer school que, en su primera edición, ha registrado una notable participación tanto en su modalidad presencial (19 estudiantes) como en la versión online (66), según datos aportados por la directora del mismo, la doctora Elena González-Blanco.

 

publico humanidades digitales

Estudiantes que han optado por la modalidad presencial del curso

 

La presentación del curso corrió a cargo de Ricardo Mairal, vicerrector de Investigación de la UNED, quien afirmó que apostar por la innovación y abandonar la visión encorsetada de la investigación cerrada sin conexión con otras áreas de conocimiento es un dogma de su vicerrectorado, pues “la combinación de tecnología con la unión de diversas áreas del saber es la revolución en la investigación”.

 

Ricardo Mairal

Ricardo Mairal

Durante la inauguración, Mairal se refirió a los dos proyectos más relevantes relacionados con las Humanidades Digitales que ha puesto en marcha la UNED: el Laboratorio de Innovación en Humanidades Digitales (LINHD) y UNEDATA. El primero de ellos está basado en cuatro pilares básicos mencionados por el vicerrector: “la innovación y la investigación, la formación, la consultoría y la información y difusión”. En cuanto al segundo, UNEDATA, Ricardo Mairal detalló que “este proyecto de web semántica responde, en primer lugar, a una preocupación de la universidad por la cantidad ingente de información que maneja y que no siempre es visible ni está relacionada y, en segundo lugar, a un desafío que ya se fijó Google para este año 2014 y que era enlazar los datos para lograr que un motor de búsqueda entienda el lenguaje natural y genere menos resultados pero más eficaces en vez de millones de ellos”.

 

elena gonzalez blanco y elena azofra

Elena González-Blanco (izda.) directora del curso, y Elena Azofra, codirectora

 

Tras la bienvenida y presentación realizadas por la directora y codirectora del curso, Elena González-Blanco y Elena Azofra, respectivamente, tuvo lugar la primera ponencia, que corrió a cargo de la propia directora y de María Gimena del Río, investigadora del Seminario de Edición y Crítica Textual SECRIT-CONICET de Buenos Aires (Argentina) y que ha realizado diversos trabajos con la UNED.

 

Ambas ofrecieron una visión conjunta del concepto de Humanidades Digitales y de su situación actual, introduciendo así los contenidos de una semana en la que se abordarán de forma más detallada numerosos aspectos relacionados con ellas, como la edición digital de textos, el blogging especializado, las bases de datos para Humanidades, el análisis visual de información o la web semántica, para finalizar con una visión de las perspectivas de futuro de esta nueva área de conocimiento.

 

elena gonzalez blanco y maria gimena del rio

Elena González-Blanco y María Gimena del Río, durante su intervención

 

María Gimena del Río comenzó su exposición afirmando que “no se ha llegado a un consenso respecto a la definición de Humanidades Digitales y actualmente hay tantas definiciones como humanistas. Sin embargo, lo que sí podemos afirmar es que tenemos una genealogía común y una metodología que nos caracteriza”. En este sentido, Del Río se refirió al software y el uso del mismo como elemento diferenciador: “el software a través del cual creamos, almacenamos, distribuimos contenidos y accedemos masivamente a los artefactos culturales tiene un poder transformador, lo que ha hecho que los ordenadores sean el nuevo motor de la cultura”.

 

Por su parte, Elena González-Blanco, directora del Curso de Verano y directora académica tanto de LINHD como de UNEDATA, afirmó que “desde 2013 las Humanidades no están en crisis” y que “las nuevas Humanidades Digitales se están gestando y están en medio de todo”. En el breve repaso histórico que realizó la directora del curso mencionó dos fechas clave: la que se considera el nacimiento de las Humanidades Digitales, 1949, año en el que el padre Roberto Busa llegó a un acuerdo con IBM para hacer una base de datos con toda la obra de Santo Tomás de Aquino “y eso cuando los ordenadores ocupaban todo el espacio de una habitación”, matizó González-Blanco; y 2010, cuando en un ThatCamp celebrado en París se redactó el primer manifiesto de las Humanidades Digitales en el que se establecieron los principios básicos de las mismas, entre los que destacan que “lo impreso ya no es el medio exclusivo, las herramientas digitales alteran la producción y difusión del conocimiento y el acceso debe ser abierto de forma que todo el mundo pueda acceder al mismo”.

 

Texto y fotos: Itziar Romera
Edición: Óliver Yuste

Los comentarios están cerrados.